Los Hermanitos Pérez

Estos hermanitos forman parte de una familia ensamblada. Tanto su papá como su mamá tienen hijos con otras parejas. Son muchos hermanos los que conviven. Los que asisten al Comedor son los 5 más pequeños. Sus edades rondan entre los 10 y los 18 años aproximadamente. Ellos son (de mayor a menor) María, Clara, José, Agustina y Juan. Viven en medio de la violencia, el alcohol y las drogas.

María fue mamá en diciembre del año pasado. Ella asistía al colegio caminando distancias muy largas. Solamente llegar a la escuela le tomaba 70 minutos de a pié aproximadamente. Actualmente estaba asistiendo con su bebe. Pero lamentablemente su padre la castigó a ella y a sus hermanos también, impidiéndoles la asistencia a la escuela.

Juan es muy particular, es un niño muy disperso y pelea mucho con otros niños. Pero a su vez es muy inteligente. A pesar que en la clase bíblica se porta terrible, él es uno de los que responde correctamente a las preguntas en la clase bíblica. Necesita mucho cariño y atención. Tiene muchas cosas por sanar.

José hace ya unos años que dejo la escuela. Pero desde que se acercó a Dios, cambiaron algunos de sus hábitos de vida. Trabaja repartiendo el diario para llevar algo de dinero a su casa. Y se alejó de muchas de sus malas amistades.

Clara y Agustina. Una muy callada y otra muy habladora. Cada una a su manera demuestra lo que les falta en el hogar. Amor y respeto, es lo que más necesitan. Todos en realidad lo necesitan.

Estos hermanitos y su familia necesitan del compromiso de una Sociedad presente!


Sonia y su familia

Sonia tiene 9 años, con cuatro de sus hermanitos asiste al comedor ubicado en el Barrio Pueyrredón en la Ciudad de Córdoba. En total son once hermanos.

Hace 2 años se les incendió la casa donde vivían y perdieron todo lo que tenían. Viven en extrema pobreza. Se les proveyó vestimenta, calzado, útiles escolares y alimento).

Son niños que asisten periódicamente a las actividades que desarrolla la iglesia, participan en las clases de la Escuela Bíblica.


Daniela

Daniela asiste a la Escuela Bíblica desde sus 8 años. En esa época funcionaba una Hora Feliz (se trata de un tiempo dedicado en forma didáctica y a través de juegos, a enseñarle a los niños sobre la Palabra de Dios). Era una niña con muchos problemas de disciplina, no se mantenía atenta en una clase completa, tiraba piedras a la puerta, se subía a los techos, etc.

En la actualidad Daniela ya tiene 19 años y colabora en el comedor. Ella participa en las actividades de los adolescentes y en las reuniones de los días domingos.

Su familia está compuesta por la mamá y el papá (quien padece una grave enfermedad y quien está lleno de vicios). Daniela tenia 6 hermanos, una pequeña falleció hace alrededor de 9 años por una enfermedad y por desnutrición.

Su hermana mayor, Mariana, con 21 años ya tiene 4 hijos, luego sigue Daniela, su hermano Damián de 17 años, Marcela de 15 años, Fabio de 13 años y Augusto de 9 años.

Su hermana Mariana (sufre violencia familiar por parte de su pareja), Damián abandono el colegio en 1º año, y Fabio está por hacer lo mismo. Se está trabajando desde la iglesia en acompañarlo en su escolaridad dado que no tiene mucho apoyo de su familia.

Daniela asiste a un colegio acelerado para adultos para poder terminar el secundario. Tanto Marcela como Augusto van al colegio.

Queremos pedir oración por esta familia: ya que viven en un entorno lleno de vicios, con violencia y con muy poca contención y cuidado.


Los hermanitos Salinas

Ellos son 9 hermanos. Su mamá falleció. Su papá es consumidor de cocaína. Los 9 niños quedaron a la guarda del padre. Estos niños andan solos por las calles, en general se encuentran en malas condiciones de higiene y cuentan con poca ropa. Su casa cuenta con 2 ambientes y un baño. Uno de los ambientes funciona como cocina/comedor y el otro es una habitación donde hay una cama matrimonial, una cucheta y una cama de 1 plaza. El baño no tiene sanitarios, cuenta con un pozo.

Los niños asisten siempre al comedor y a la escuela bíblica. Se los asiste con ropa, calzado y útiles. Estos niños son los primeros en llegar. A ellos y a otros niños con gran necesidad que ingresan más temprano, se les da el desayuno previo al comienzo de las actividades.


Pedimos oración por cada uno de estos niños y sus familias. También pedimos oración por cada uno de los colaboradores que permiten que Dios los utilice para hacer una diferencia de amor en estos niños!

Levanta la voz por los que no tienen voz; ¡defiende a los indefensos!

Levanta la voz, y hazles justicia; ¡defiende a los pobres y a los humildes!

Proverbios 31. 8 -9